Dr. Ernesto Rinenberg | Consultorio Oftalmológico Integral Dr. Rinenberg - Consultorio Oftalmológico Integral
urgencias

GASES LACRIMÓGENOS

Utilizados en spray y a una distancia de 2 metros sólo provocan una conjuntivitis química leve, pero lanzados en forma más concentrada, cercana y directa producen una lesión química severa, similar a la producida por álcalis. Por lo tanto el tratamiento no difiere del de estas últimas.


Tratamiento:


Forma como se realiza un lavaje ocular
  • Realizar lavado ocular enérgico con agua de la canilla en el lugar de la quemadura, sin perder tiempo.
  • Si tiene a mano colocar un anestésico tópico, para facilitar la apertura del ojo del paciente. Colocar un trapo sobre los párpados ayudará al operador a sujetar con firmeza un párpado que puede estar resbaladizo por el espasmo.
  • En la consulta irrigar nuevamente el ojo con agua lo antes posible, durante 15 o 20 minutos.

Procedimiento para examen e irrigación del ojo:

  • Se debe sostener el párpado superior con el dedo índice y el inferior con el pulgar de una mano. Si es necesario se pueden usar pinzas o separadores fáciles de hacer con un clip.
  • Tener la precaución de no presionar el globo ocular.
  • Con la otra mano se irriga en forma enérgica, con un chorro continuo y vigoroso, sobre córnea y conjuntiva.
  • Inspeccionar cuidadosamente la superficie ocular y los fondos de saco; las partículas pequeñas se extraen con hisopos.
  • Evaluar la agudeza visual con optotipos.
  • Si las hubiere, colocar antibióticos locales (como eritromicina) y ciclopléjicos (ciclopentolato 1%), luego ocluir el ojo con un parche. Evitar las pomadas, por una posible herida ocular inadvertida
  • La oclusión está indicada para evitar el parpadeo sobre una córnea erosionada, que el irritar las terminaciones nerviosas causará dolor.
  • Si la córnea o la conjuntiva están infectadas, evitar la oclusión ya que el párpado efectúa la limpieza de la zona.