Dr. Ernesto Rinenberg | Consultorio Oftalmológico Integral Dr. Rinenberg - Consultorio Oftalmológico Integral
urgencias

HERIDA POR MORDEDURA DE PERRO

Aproximadamente un 5% se producen en la órbita y tejido periorbitario, ocurriendo la mayoría de las veces en niños menores de 5 años debido a su corta estatura que resulta fácilmente alcanzable por el perro. Es más común en perros domésticos.

Suelen acudir a la consulta con lesiones punzantes y contusas, generalmente contaminadas.


Examen y Tratamiento:

  • Identificar y aislar al perro.

  • Notificar la mordedura de perro al Departamento de Salud Pública para determinar el estado de salud e inmunización contra la rabia del perro.

  • Determinar la inmunización antitetánica del paciente.

  • Investigar estados de inmunosupresión del paciente, diabetes o alcoholismo.

  • Evaluar, si es posible, agudeza visual.

  • Observar las lesiones provocadas por el perro que generalmente son irregulares y abiertas.

  • Evaluar canalículos lagrimales.

  • Investigar perforación ocular.

  • Realizar la descontaminación de la herida lo antes posible ya que la saliva canina contiene 106 microorganismos por ml y es capaz de provocar una infección general (septicemia). Lo aconsejable en un primer momento es una irrigación vigorosa con suero salino estéril, protegiendo la córnea con un lente de contacto escleral y, de no haber suero salino, utilizar agua.